Cuando el síndrome Burnout aparece

Cuando el síndrome Burnout aparece

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

El síndrome Burnout es conocido también como el síndrome del quemado. Ya en algunas carreras universitarias se habla de este fenómeno para preparar a los estudiantes ante su posible aparición. ¿Qué es lo que lo caracteriza? ¿Cómo darse cuenta de que está presente? Y lo más importante, ¿qué hacer cuando el síndrome Burnout aparece?

¿Qué es el síndrome Burnout?

Este nombre hace referencia a un tipo de estrés laboral que es más común de lo que parece. Se caracteriza por el agotamiento físico, emocional o mental que tiene un impacto directo sobre la autoestima del empleado. Nos damos cuenta que lo padecemos cuando poco a poco perdemos interés en nuestras tareas y en nuestras propias responsabilidades laborales. La fase más avanzada de este síndrome se representa mediante una profunda depresión.

¿Cuándo aparece y quién lo sufre?

El síndrome Burnout aparece como consecuencia del estrés crónico al que el empleado está sometido laboralmente. Sin embargo, aunque el origen esté en el contexto laboral, sus consecuencias terminan expandiéndose al área personal del individuo.

Este fenómeno es más común en profesionales sometidos a gran presión como bomberos o cuerpos especiales de la seguridad nacional. Sin embargo, esto no significa que un publicista, una oficinista, un responsable de cuentas o cualquier otro profesional no pueda sufrirlo.

El sometimiento a la presión no solo debe ser tangible para que provoque el síndrome Burnout. Las personas, con nuestra forma de pensar, también podemos hacer que determinadas cargas sean más fácil o difíciles de llevar. Así, una recepcionista, en un afán de querer que el trabajo salga perfecto y sea de una determinada manera, puede estar sometiéndose inconscientemente a un estrés crónico que podría derivar en este síndrome.

¿Cómo tratar con el síndrome del quemado?

Si creemos que estamos padeciendo este síndrome o que estamos en riesgo de hacerlo, hay una serie de consejos que conviene seguir.

  1. Analizar cuáles son los factores estresantes y administrarlos de otra manera para evitar que generen desgaste o agotamiento.
  2. Habla con nuestro supervisor y explicarle nuestras dificultades para que, juntos, se puedan tomar decisiones que vayan a favor de solucionar el problema.
  3. Revisar nuestra actitud y modificarla en el caso de que sea necesario.
  4. Buscar apoyo profesional.
  5. Apostar por buscar intereses fuera del trabajo y equilibrar la vida personal y profesional.
  6. Realizar algún tipo de actividad física como bicicleta, senderismo, correr, natación, etc. Es posible combinarla con yoga, por ejemplo.

Es importante conocer acerca de este síndrome, especialmente para prevenirlo ya que cualquier trabajador, sea cual sea su cargo, es susceptible de sufrirlo. Ante los primeros síntomas, actúa. Y si sientes que en tu trabajo has tocado techo y necesitas cambiar de aires, recuerda que puedes solicitar una excedencia o cambiar de puesto. Todo es valorable.