Evita decir esto si estás en una reunión de trabajo

Evita decir esto si estás en una reunión de trabajo

No vamos a decirte que debes estresarte si tienes una reunión de trabajo. Claro que no. El estrés en exceso no suele ser nunca un buen aliado. Pero lo que sí vamos a decirte, y lo sabemos por experiencia, es que a las reuniones de trabajo hay que ir preparados. Cuanto más, mejor. Y, sobre todo, hay que evitar decir ciertas cosas.

‘Eso está mal’, ‘no llevas razón’ o similar.

En otras palabras, nunca pises el trabajo de otro. Lo dejarías en evidencia y generarías una situación de tensión. No es que no estés en lo cierto, que es posible que sí, sino que se puede decir lo mismo, pero, con otras palabras. Es decir, la clave no está en callarlo, sino en decirlo correctamente. Hay otras propuestas más asertivas y empáticas. ‘Ah, ¿sí? Tenía entendido que esto era de otra manera, ¿de dónde has sacado la información?’ o ‘esto me confunde, tenía otros datos, ¿alguien más ha llegado a la misma conclusión?’. La cuestión es justamente hacer que la persona se cuestione y de paso que lo hagan los demás, si algún dato que ha dado no es correcto o si la propuesta no es adecuada.

‘Estoy de acuerdo, pero…’

Esta expresión es una contradicción en sí misma. Ya de entrada se sabe lo que viene detrás: una objeción muy contundente. No lo hagas. Este recurso ha sido ya tan usado que consigue justo lo contrario a lo que se propone. Mejor cuestiona con suavidad. ‘No se si acabo de entenderlo, ¿me desarrollas un poco más tu idea?’ Y si aún no te ha convencido, o si no lo ha hecho desde el principio, sigue por el camino de ‘personalmente, me parece que…’, siempre sin despreciar el trabajo del otro.

‘Debes ser el único que piensa eso’

Diciendo esto estamos aislando psicológicamente a una persona y haciéndole ver que está sola en el grupo frente a su idea y esa no es la realidad, incluso aunque nadie comparta su opinión. El trabajo de cualquier persona es válido por más contrario que nos parezca al nuestro. No te corresponde a ti juzgar, solo aportar y cuidar de que se aporte; y si una idea no va a ser aprobada, se hará por la mayoría.

‘Al jefe no le va a gustar esa idea’

Bueno, puede pasar que tu jefe te sorprenda, pero es mejor que decida él si realmente le gusta o no la idea de tu compañero/a. Por otra parte, esta expresión te puede convertir a sus ojos en alguien aguafiestas o ‘sabelotodo’. En general, los consejos que te hemos aportado son de sentido común. Usa el mismo para guiarte en tus reuniones de trabajo. La máxima es siempre colaborar respetando a los demás y su trabajo. Es importante recordar también que no es lo mismo exponer ideas que imponerlas.