Formas sencillas pero muy efectivas de motivar a tus empleados

Formas sencillas pero muy efectivas de motivar a tus empleados

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Muchas personas creen, erróneamente, que la única forma realmente efectiva para motivar a un empleado es subirle el sueldo, pero ¿sabes qué?, podría tener un sueldo superior al tuyo y seguir trabajando a desgana. Te mostramos algunas formas sencillas pero efectivas para motivar a tus empleados y lograr que verdaderamente trabajen a gusto y sean más eficientes.

¿Está cada uno en el puesto que le corresponde?

Esto ya no es una cuestión simplemente de motivación para el empleado. Lo es también de productividad en el trabajo. Es importante aprovechar las habilidades personales y profesionales de cada empleado para lograr que todo funcione bien. De esta forma ellos también sentirán que son valorados y que realmente aportan todo lo que pueden.

Hazles saber qué esperas de ellos y felicítalos cuando hagan bien su trabajo

En base a lo que has visto en ellos profesionalmente, hazles saber lo que esperas de su trabajo y que estás seguro de que lo lograrán porque tienen las cualidades idóneas. Asimismo, felicítalos cuando hagan bien sus tareas y no esperes a que logren grandes hitos para ello. Si pasas delante de alguien encargado de la atención al cliente y presencias una situación que se resuelve de manera eficaz, hazle saber que ha hecho muy bien su trabajo y que estás muy contento con su actuación.

Trátalos con mucho respeto

Las fórmulas de ‘usted y yo’ son desmoralizantes y están obsoletas. Trata a tus empleados como si fueras uno más y muéstrales el máximo respeto. La idea es que se sientan valorados y cómodos. Colócalos en la posición de equipo y no de subordinados.

Dales toda la autonomía que puedas

Cuando alguien se siente muy observado, no trabaja a gusto. Empiezan las incertidumbres, la presión y la posibilidad de fallos. Por el contrario, si alguien tiene autonomía, sentirá que se confía en él y, por tanto, se sentirá más seguro a la hora de realizar su trabajo. Esto no significa que no debas estar atento a tu equipo, claro que no. Solo que debes buscar la manera de estarlo sin que ellos lo noten y premiar sus logros con más autonomía y confianza.

Dales la posibilidad de tener un horario flexible e incluso de trabajar algunas horas desde casa

Si una persona ha demostrado sobradamente ser digna de confianza y organizarse por sí misma muy bien, ¿por qué no permitirle que lo haga de manera flexible? Si la empresa está abierta desde la mañana hasta la noche y el trabajo de alguien puede realizarse a distintas horas, darle la oportunidad de que organice su horario de manera flexible y a conveniencia es una forma perfecta de motivarle. Y también de asegurarte de retener el talento en tu empresa.

Si el trabajo es por objetivos, puedes también darle cierta flexibilidad al empleado para que trabaje algunas horas desde casa. Si no depende de nadie más y tiene todas las herramientas que necesita, todo lo que importa es que el trabajo esté bien hecho. Hoy en día poder trabajar desde casa es muy deseado porque permite conciliar la vida familiar con la profesional así que es un excelente incentivo.

¿Aún te quedan dudas de lo sencillo que puede ser motivar a tus empleados?